Inicio » DESCUBRIENDO A MARÍA... » ¡COCINA TU VIDA!

¡COCINA TU VIDA!

¡BIENVENIDOS A PSICOLOGÍA FELIZ!

El objetivo de esta página es compartir reflexiones con vosotros, conocimientos, aprendizajes, frases de varias personas que me “resuenan” y que pueden hacer también un “click” en vosotros, descubrir grandes personajes de la historia, crecer personalmente y, sobretodo, conseguir arrancaros una sonrisa. :)

nube

Hace unos meses mi grupo de amigas “del colegio” y yo empezamos a asistir a clases de cocina. Os explicaré de dónde viene la idea, pues no tiene desperdicio…

Una de estas amigas estudió Derecho y ha estado varios años preparándose unas oposiciones. Finalmente, tras muchos años de estudio y constancia se dio cuenta que no era lo que a ella le gustaba, lo que ella quería… y a pesar de tantos años de esfuerzo y tiempo invertido y de las múltiples presiones “sociales” que algo así puede conllevar, ha sido capaz de dejar todo y decir: ¡voy a hacer realidad mi sueño! ¡El próximo curso empezará diseño de moda! Así que ya sabéis, siempre es mejor tarde que nunca para hacer lo que a uno realmente le apasiona, ¡siempre estás a tiempo para empezar a vivir en vez de sobrevivir! ¡Encuentra eso que te mueve, eso que te apasiona y ve a por ello! ¡Hoy y ahora es tu momento! ¡Coge ese pedacito de cielo con el que sueñas, vívelo y compártelo, está ahí para ti, sólo tienes que encontrarlo y elegirlo!

En nuestro grupo de amigas acostumbramos a hacer unas comidas llamadas “de traje” que consisten en que cada una cocina un plato y lo trae al lugar donde nos reunimos (suele ser la casa de alguna de las del grupo). Las llamamos comidas “de traje” porque para recordar la fecha de “x” comida hacemos referencia a ese día como el que “traje” ese plato o el que “Pepita” trajo ese otro plato. Nuestras comidas “de traje” resultan ser económicas, entrañables y muy divertidas. Nuestra amiga es una apasionada, además de por la moda, por la cocina así que siempre nos ha deleitado con unos platos exquisitos. Año tras año le pedíamos que nos enseñara a cocinar pero por falta de tiempo no podía. Ahora, tras la decisión de hacer realidad su sueño y dedicarse a la moda, tiene un período de tiempo libre hasta que empiece su nueva carrera por lo que, bajo petición de todas, hemos acordado que nos realice unas estupendas clases de cocina en las que, en cada clase, elaboramos un Menú completo. Son 4 horas en las que nos juntamos un grupo de amigas, aprendemos, disfrutamos, nos reímos y nos llevamos estupendos platos a casa que luego somos capaces de volver a cocinar.

EJEMPLO DE MENU QUE HEMOS COCINADO:

–          Primer plato: Mousse de gambas

–          Segundo plato: Solomillo con pasas y piñones

–          Postre: Copa valenciana con crujiente de anís (“coques de vidre”)

 menú

Al principio, me parecía impensable que yo fuera a cocinar. Me plantaba con mi impaciencia delante de la sartén o de la olla… ¡quería que se hiciera todo YA! ¡al momento! ¡No soportaba esperar! ¡Me ponía histérica esperando y oyendo hacer “chuf chuf” lentamente a las patatas hirviendo en el agua! ¡no soportaba tal lentitud! ¿María Gilabert cocinando? Si yo soy práctica, soy rápida, soy resolutiva, soy impaciente… ¡lo quiero YA! ¿qué tenía que ver conmigo la cocina? ¡Nada! Si ni siquiera había probado un pimiento hasta hace poco… ¿cómo iba a cocinar alguien como yo? ¿Pues sabéis qué? No sólo es que ya no me pongo histérica delante de la olla si no que… ¡amo ese “chuf chuf” de las patatas hirviendo! He aprendido que los cambios existen, que todo lo que siempre he creído y dicho que SOY puedo SERLO o NO SERLO, yo puedo ELEGIR cuándo y cómo serlo. He aprendido que las cosas, si las haces bien, acaban sucediendo. He aprendido a no ir corriendo, a no huir, a no intentar acelerar el tiempo… En muchas ocasiones, la mente va más deprisa que la vida y eso nos estresa, nos ansia, nos bloquea, nos colapsa y nos hace perdernos… ¡la propia vida! A veces pensamos que la vida nos dice ”NO”, cuando en realidad sólo nos está diciendo “espera un poco”. La cocina me está enseñando a tener paciencia, voluntad, cariño, dulzura, me enseña a fijarme en los detalles, a tratar las cosas con amor y delicadeza. En la vida, para la mayoría de cosas que quiero sé que tengo que pensar, tengo que hacer una serie de acciones y tengo que esperar, teniendo en cuenta también que debo saber cuándo debo dejarme llevar por el talento y la creatividad del momento. Es un camino que voy aprendiendo poco a poco, pero recuerda que al aprender aunque a veces me caiga… ¡siempre vuelvo a levantarme y sigo caminando por el camino elegido!

 Ahora, me planto delante del pepino y me digo a mí misma: “¡María, tu única misión en este momento es cortar el pepino de la mejor forma posible!” Sí… ¡me concentro en algo tan pequeño, en algo tan básico! En su olor, su brillo, su color, su textura, su sabor… Y mientras lo voy cortando muchas veces mi cabeza empieza a imaginar y a mezclar sabores, olores y a crear nuevas combinaciones, a querer probar nuevos platos, a imaginar nuevas presentaciones… Mi cabeza ha aprendido a centrarse en lo que tiene en frente (los problemas quedan colgados fuera de la cocina), me sumerjo en imaginar y en probar, en el plato que estoy cocinando, en cómo lo podría mejorar, en crear nuevos platos… Muchas veces, mientras cocino me pongo música y al sentir la melodía y oler algunos aromas me invade una profunda felicidad mientras imagino a mis seres queridos probando lo que cocino. ¡Es genial! ¡Eso es felicidad! ¡No hay que buscar más! ¡Ya no busco la felicidad, la estoy consiguiendo construir! ¡Tú también puedes construir la tuya!

 felices feliz

Cocinando aprendo que no puedes acelerar el ritmo de la cocción. Cada alimento tiene su manera y su ritmo de cocción para obtener un resultado u otro.  Te fijas un objetivo (un resultado concreto) y averiguas cuál es la mejor técnica (forma de cocinar) para llegar a él. Por ejemplo, si subes el fuego… ¡quemas el alimento! Si lo bajas… ¡se te pasa! Si quieres caramelizar la cebolla y le echas demasiado azúcar, la endulzas excesivamente, si no echas suficiente azúcar quizá quede otro sabor que no es el que buscabas… a veces arriesgas y salen nuevos sabores deliciosos, pero otras veces al arriesgar prefieres no repetir. ¡Y así es la vida, como la cocina! ¡Unas veces ganas y otras aprendes!

No nos damos cuenta que la vida son instantes, la vida es lo que tenemos enfrente y por miedo a sentir emociones ya vividas que nos desagradan o que no soportamos, inconscientemente nos refugiamos en el silencio de la timidez, en la obsesión por el control, en la envidia, en aparentar para conseguir un ego bajo el cual nos sentimos ficticiamente protegidos y en muchísimas otras cosas que parecen “protegernos” de esas emociones que hemos vivido tan terribles y que no queremos volver a repetir porque creemos que no las soportaríamos. Sin embargo, eso nos crea otras nuevas emociones negativas.

Sé consciente y di… ¿HOLA MUNDO?

¡Sal de tu caparazón, empieza a SER y empieza a VIVIR hoy y AHORA porque la vida son INSTANTES!

P.D. Saber es el primer paso para cambiar, pero no es suficiente. Para realizar un cambio hay que concienciarse, hay que querer, hay que sentir y hay que actuar. Y no basta con una vez sino que hay que repetir y repetir los cambios que quieras producir en tu vida para consolidarlos como hábitos y conseguir así desarrollarte, tanto personal como profesionalmente.

Como dijo Gandhi, “Tú debes ser el cambio que deseas ver en el mundo” por lo que si quiero que el mundo mejore, que las personas crezcan y que la gente sea feliz, primero debo ser yo ese cambio que quiero ver en los demás y es lo que estoy viviendo y tratando de explicaros a través de varios de los POSTS de Psicología Feliz, de forma práctica, poco a poco, construyendo la vida que quiero construir, construyendo mi felicidad día a día. ¡Construye tú también la vida que quieres! ¡Construye tu felicidad!

¿Por qué no eres tú el cambio que quieres ver en el mundo?

¡Este post va dedicado especialmente a nuestra profesora de cocina! 🙂

Os dejo esta canción (dedicada especialmente a Pilar, que la compartió en el post de “Las piedras del camino”) que espero que os anime a… ¡cocinar vuestras vidas!:

El Sueño de Morfeo, Voy a vivir. http://www.youtube.com/watch?v=vbywAZzX8Qc

Anuncios

9 comentarios

  1. Pilar dice:

    Hola Maria.

    Muchas gracias por tu dedicatoria, me ha hecho mucha ilusión.

    Hoy, justamente, me ha pasado algo parecido a mi.

    Ha sido un día completo, con un cúmulo de buenas experiencias y sensaciones que me han hecho muy feliz.
    He tenido una entrevista de trabajo, después de mucho tiempo de no tener ninguna, y pienso que ha estado bastante bien, aunque hasta mañana o pasado no sabré nada!! (Pero ya me ha hecho feliz simplemente que me llamaran, conforme está todo hoy en día!!).

    He ido a hacer la compra con mi hijo,ha sido fantástico, y allí me he encontrado con unos chicos muy simpáticos de una institución humanitaria pidiéndome que me hiciera socia para ayudarles, aunque en un principio les he dicho que de momento no me interesaba, que ya era socia de otra organización, y que estaba en el paro, y que estoy sola con mi hijo, con una hipoteca,… (lo común hoy en día), y no tengo a quien pedirle ayuda, … pero al final me han convencido!(Y eso también me hace feliz, aunque sea muy poco, aportar mi granito de arena y poder ayudar a gente más necesitada).
    Hemos llegado a casa, y me han llamado para explicarme sobre un curso de Psicología Infantil y Juvenil, del cual había pedido ayer información.
    Pues estudié Comercio Exterior, en lo que nunca he trabajado, y de mis trabajos anteriores, lo que he podido aprender, es que lo que más me gusta, es atender a la gente,escucharles y poder ayudarles.

    En estos seis meses y medio que llevo en el paro, he reforzado mi inglés, estudiado algo de alemán y repasado contabilidad. Pero ahora me he dado cuenta que estaría muy bien esforzarme un poco más y estudiar este curso para dedicarme a lo que realmente me gusta, y al final me he apuntado, aunque estaba indecisa, por tener más gastos, y por estudiar después de tantos años sin hacerlo!!

    Pero creo en mi, y sé que puedo lograrlo!! (Por lo menos, lo voy a intentar!!). 🙂

    Estoy empezando a construir la vida que quiero!!

    Y después he entrado en el ordenador, y he leído tu artículo, maravilloso como todos, y me ha hecho muy feliz, y no sólo me has arrancado una sonrisa, sino también unas lágrimas de emoción!

    Gracias por todos tus artículos, que leo siempre con mucha ilusión, y por tu dedicatoria.

    Un abrazo.

    Pilar

    • ¡Hola Pilar!

      Me ha llenado de ilusión leer tu comentario, pues para mí no tiene precio recibir un escrito como el tuyo en el que veo que demuestras que has aprendido a sacarle el lado positivo a todo lo que vas viviendo, que luchas por seguir creciendo y superarte y sobretodo, que muestras un gran corazón (en varios puntos de tu escrito puede verse tu predisposición a compartir, cooperar y a ayudar a otros a ser felices). ¡Sácale partido a ese corazón tan grande que tienes, es genial!

      ¡Espero que el resultado de la entrevista sea positivo y que los estudios a los que te has apuntado te vayan genial, pero la actitud que tienes es más importante que cualquier resultado a corto plazo que puedas obtener! ¡Sigue así, preciosa! 🙂 ¡Estás construyendo la vida que quieres! ¡Eso es increíble! ¡FELICIDADES! 🙂

      ¡Un abrazo!

      María

  2. Oscar Guilà dice:

    Enhorabona pel post María!!

  3. Rosa dice:

    Muchas felicidades por el post y el blog.

    Es un soplo de aire fresco con el que nos das energía para ir superando el día a día y nos ayudas a enfocar la vida de una manera mas positiva.

    Saludos.

  4. Me encanta!! Cada post te superas María. Qué planazo lo del curso de cocina con tus amigas, no? me flipa la idea y sí, yo he aprendido este anio a cocinar (me gusta comer bien pero siempre he sido una vaga para cocinar) puesto que no tenía paciencia y… he aprendido a través de la cocina a ser una persona paciente en todos los aspectos, al ppio. por las prisas me salían unos platos que tenían que ir directos a la basura… así que a base de ir tirando comida fui aprendiendo la lección…jajaja! Un besito!

    p.s. que pintón lo que habéis preparado!

    • ¡Muchas gracias, guapa!

      Sí, la verdad es que lo de las clases de cocina fue una idea genial ya que aprovechamos para vernos todas, aprendemos, nos divertimos y luego nos resulta súper útil!!! 🙂 Ya nos empiezan a salir unos platos riquísimos!! 🙂 (La mousse de gambas que aparece en la foto la hice el otro día para una fiesta y ¡voló!) Jejejeje!

      Me alegro que tú también le veas esa parte de aprendizaje a la cocina… ¡es una gran maestra! Y la paciencia, ya sabes… ¡es la madre de la ciencia! 😉 Así que… ¡viva la cocina! 🙂

      Un besito, preciosa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.031 seguidores

María Gilabert Hernando

Bevalue

Bevalue

Licenciada en Psicología, en Publicidad y Relaciones Públicas y Master en Recursos Humanos. Actualmente llevo 5 años trabajando en multinacionales en el área de Recursos Humanos. www.tobevalue.com Me apasiona el ser humano y apuesto por el crecimiento personal. Me gustaría poder aportar mis conocimientos y experiencia así como transmitir inquietudes para que cada uno de vosotros pueda sacar lo mejor de sí mismo. ¡Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo!, Gandhi

Ver perfil completo →

A %d blogueros les gusta esto: