Inicio » CRECIENDO » ¡GANA TU PARTIDA! ¡GANA TU VIDA! :)

¡GANA TU PARTIDA! ¡GANA TU VIDA! :)

¡BIENVENIDOS A PSICOLOGÍA FELIZ!

El objetivo de esta página es compartir reflexiones con vosotros, conocimientos, aprendizajes, frases de varias personas que me “resuenan” y que pueden hacer también un “click” en vosotros, descubrir grandes personajes de la historia, crecer personalmente y, sobretodo, conseguir arrancaros una sonrisa. :)

Imagen

Incierta, así es la vida, y con eso es con lo que tienes que aprender a vivir, con la incertidumbre. No sabemos lo que sucederá con nosotros, con nuestras familias, con nuestras situaciones… ¿y si lo único que tienes que saber es cómo estás aquí y ahora y encargarte de gestionar lo mejor que puedas lo que tengas oportunidad de vivir en este momento?

La mayoría de las personas en muchas ocasiones, o incluso durante toda nuestra  vida, nos encontramos con situaciones que nos resultan difíciles de llevar o que incluso llegan a paralizarnos:  no sabes qué hacer con la relación que tienes ahora, no sabes a qué dedicarte, no sabes cuándo acabará la crisis, no tienes claro si estás haciendo lo correcto, no sabes si conseguirás ese cliente que tanta dedicación te está costando, no sabes si te renovarán el contrato en tu trabajo actual, no sabes si aprobarás esas oposiciones que estás preparando con tanto esfuerzo, ha fallecido una persona cercana y sientes un vacío tan grande que te da la sensación de que no vas a poder vivir con ello, te has quedado sin trabajo y no sabes qué harás ahora, no sabes cómo pagarás las facturas de final de mes, no sabes si mañana te desalojarán, etc.

Son infinitas las situaciones en las que muchas personas nos encontramos y no sabemos cómo llevar pero, aun cuando no puedes escoger qué situaciones te toca vivir, todavía puedes elegir cómo interpretarlas, cómo actuar y qué sacar de ellas. Puedes vivir las situaciones que tengas que vivir con ansiedad, tristeza, apatía, depresión, nerviosismo, irritabilidad, amargura, mal humor… o aprender a aceptarlas como una parte de tu vida intentando centrar tu atención en el resto de cosas buenas que te suceden cada día. Lo que resistes persiste, lo que aceptas se transforma.

Mi abuela me explicaba que durante la guerra civil española (1936- 1939), en su barrio, cuando sonaban las sirenas que anunciaban las bombas todos huían y se iban corriendo a refugiar a los metros y portales. Muchas de las personas que vivían con el miedo metido hasta las entrañas, temiendo constantemente “el momento de las sirenas”, murieron. Sin embargo, ella explica esa época de una forma muy positiva y segura, con pocos recuerdos negativos y muchos positivos y esa actitud siempre le ha ayudado ya que es una época que, sin desearlo lo más mínimo, le tocó vivir. Explica, por ejemplo, que aprovechaba los momentos en los que la gente “desaparecía” al sonar las sirenas invadidos por el pánico para ir a comprar comida al mercado, pues era el momento en el que no había cola. Y así sigue ella, viva, a pesar de la infinidad de situaciones difíciles que ha tenido que vivir y de los seres queridos que ha perdido a lo largo de sus 84 años. Ella se despierta cada día y sigue respirando y disfrutando porque, pase lo que pase, ella es así, feliz.

La semana pasada me comunicaron que, desgraciadamente, los padres de una conocida mía fallecieron en un accidente de tráfico. Es probable que ellos pensaran que iban a vivir mucho más. En cambio, otra persona a la que le detectaron una enfermedad mortal hace 6 meses hoy sigue viva y tiene todavía tiempo para disfrutar y para dedicar a lo que ella quiera. Todos tenemos fin ya que el tiempo es limitado. Piensa, decide y actúa, hoy y ahora. Detecta qué problemas ocupan tu mente y qué puedes hacer para solucionarlos. Lo que puedas hacer,  hazlo y cuando ya no puedas hacer nada más, cuando lo que vaya a suceder ya no esté en tus manos,  aprende a vivir feliz con la situación que te toca vivir, aunque la incertidumbre forme parte de ésta. Durante la vida lo más probable es que, si no siempre, muchas veces nos veamos en situaciones inciertas o desagradables por lo que es importante que aprendamos a vivir con esa parte. La vida es muy corta, a unos ya nos han dicho cuánto nos queda de vida y a otros se nos acaba de repente, sin previo aviso, así que tu momento es este. Todo el mundo quiere felicidad sin dolor, pero no se puede tener un arcoíris sin lluvia. Pon atención a lo positivo que sucede en tu vida y soluciona, hasta donde puedas, lo negativo. Una vez realizadas todas las acciones que consideres que debes realizar, cuelga tus problemas en una percha como si se tratara de un abrigo (link 1). No busques culpables ni trates de explicar y justificar todo lo que sucede continuamente, dedica ese tiempo a otras cosas ¡Sonríe, sueña, investiga, crea, baila, ayuda, construye, crece, mejora, descubre, prueba, siente, ama, disfruta… vive!

No caigas en la depresión colectiva que se respira en muchos lugares debida a la crisis, no gastes tu tiempo pensando en la gravedad del asunto, si va a durar mucho o poco, planteándote por cuánto tiempo vas a soportar la situación. Muchas veces ha habido problemas colectivos y, además, muchas personas han tenido simultáneamente diversos problemas individuales… y todos han sobrevivido cierto tiempo así como también todos han tenido fin ya que la vida no es infinita. ¡Aprovecha tu tiempo, aprovecha tu vida! (Link 2) Observa tu situación y detecta las oportunidades que se te presentan hoy y ahora, pero… mantén los ojos bien abiertos y disfruta de cada momento que te regale la vida ya que si estás cegado por tus problemas será difícil que puedas ver algo… El mundo está lleno de personas y de oportunidades increíbles esperándote así que… ¡atento! ¡Abre bien los ojos para que puedas verlas y muévete para aprovecharlas!

Os propongo un ejercicio:

Imagina y visualízate en la siguiente situación: tienes una única oportunidad de jugar una partida de cartas en tu vida y en esa partida te juegas algo muy importante para ti. Te informan que la partida tendrá una duración de 5 horas y estará compuesta por 5 jugadores (1, 2, 3, 4 y 5) y una baraja de 40 cartas (8 cartas por jugador). Al pasar una hora, el jugador 5 de repente desaparece y los jugadores 1, 2 y 3 siguen jugando mientras el jugador 4 empieza a despistarse y no enterarse del juego ya que está sufriendo y no puede parar de  preguntarse dónde estará el desaparecido… Media hora después, desaparecen 10 cartas de la baraja, concretamente 3 eran tuyas. Detenéis el juego 5 minutos para ver si encontráis al jugador y/o si averiguáis por qué han desaparecido las cartas y dónde recuperarlas… pero tampoco acabáis de saber qué ha sucedido ni con el jugador ni con las cartas desaparecidas por lo que seguís jugando. Quedan 3 horas de partida y el jugador 3 se empieza a desanimar y a bloquear dada la incertidumbre de la situación… mientras tanto, el jugador 4 sigue dedicando toda su energía a intentar analizar y averiguar las causas de la desaparición del jugador 5 y a pensar en cómo recuperar las cartas perdidas para poder ganar (pues dos eran suyas). En cambio, los jugadores 1 y 2 se centran en el juego. Faltan 2 horas de juego y suena una campana, entra un jugador nuevo que no conocéis con 5 cartas que no sabéis de dónde salen y escucháis una voz que dice que sólo os quedan 30 minutos ¡os acaban de robar 1 hora y media de partida y no entendéis nada! El jugador 2 se empieza a poner nervioso ya que contaba con todo ese tiempo y su atención en el juego disminuye ya que no puede parar de pensar en por qué le han quitado el poco tiempo que le quedaba y en quién es esa nueva persona…! En cambio el jugador 1 se centra en sus cartas, aunque tenga menos que al principio y no comprenda qué está sucediendo, aprovecha las nuevas cartas del jugador desconocido y… ¡Riiiiing! Suena la campana que marca el fin… ¡El jugador 1 gana la partida!

Así es la vida, como la partida, tiene un tiempo limitado y muchas veces suceden cosas, a nosotros o a nuestro alrededor, que no comprendemos, que no merecemos y/o por las cuales no podemos hacer nada directamente. Deja de preocuparte por lo que no puedes cambiar y empieza  a aprovechar lo que sí puedes hacer.

¡JUEGA TUS CARTAS! ¡APROVECHA TUS OPORTUNIDADES!

 ¡GANA TU PARTIDA! ¡GANA TU VIDA!

MARIA GILABERT HERNANDO

Link 1: Explica el árbol (la percha) en el que puedes imaginar que cuelgas tus problemas: http://www.promonegocios.net/motivacion/historias-que-motivan-8.htm

Link 2: Comparto un vídeo que a mí me impactó, a la vez que me encantó, para que veáis un ejemplo de que, pase lo que pase, puedes ser feliz si tú quieres: http://www.youtube.com/watch?v=5T5CP8ODmGg

Anuncios

47 comentarios

  1. Kathy dice:

    Hola!! eres mi shoot de positivismo, he compartido por twitter tu post!
    Seguimos en contacto ya que estoy enganchada!… y tus ideas son geniales en mi proceso de transformación!

    • Muchas gracias, Kathy!! 🙂 Me llena de alegría e ilusión leer un comentario como el tuyo!! Gracias por compartir el post, creo que a muchas personas les podrá ayudar ver una visión positiva de la realidad que tienen que vivir, cada uno en su situación. ¡Un saludo y gracias! 🙂

  2. Alba S dice:

    Me encanta este post! Me ha dado pilas en horas bajas! Gracias! 🙂

    • Muchas gracias por el comentario, Alba! Me alegra mucho saber que te ha “dado pilas” mi post! :):) ¡Un saludo y seguimos en contacto!

      • Alba S dice:

        Pues si! Me dio muchas “pilas” y no solo acabé el día mejor de lo que lo empecé, sino que hoy, tengo grandes planes! Mil gracias! Un abrazo.

      • ¡Me alegra mucho saber que además de darte “pilas”, hoy has empezado con grandes planes, Alba! Espero que sigas en la misma línea y los logres llevar a cabo ¡Si tú quieres, puedes! 🙂 ¡Un saludo!

  3. Lost-Angel dice:

    Con todo el cariño… y sin ser experto en historia, te digo que me parece que tu abuela te timaba un poquito. Si hay bombardeo lo más normal es que los tenderos cerraran a cal y canto sus tiendas, para evitar desperfectos y saqueos ¿No?.

    El resto me gusta. Cada uno tiene que jugar sus cartas, y la aptitud cuenta mucho en la “partida”.

    • Hola Lost-Angel,

      Yo no viví la guerra civil española, por lo que no puedo asegurar nada de esa época… Pero sí que te puedo poner en contacto con mi abuela, ya que como comento en el post, ella sigue vive y, además, tiene un blog. Como ves, es una abuela muy moderna y, como ya he dicho, feliz, que ha superado y sigue superando día a día las situaciones que le tocan vivir y disfrutando de los pequeños y grandes placeres que le regala la vida.

      Me alegra que el resto te guste.

      ¡Un saludo!

  4. TMG dice:

    Me ha encantado el contenido de tu post !! Me encantaría que siguieramos en contacto por post o por mi email :tmg.psique@gmail.com
    Muchas gracias TMG

  5. Erico G.B dice:

    Estoy completamente de acuerdo con tus palabras, pero casualmente el otro día leí un artículo que me conmocionó tanto que transformó muchas de mis ideas por completo. Échale un vistazo, ¿de acuerdo?

    http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/los-pesimistas-envejecen-mejor

    • Hola Erico,

      Muchas gracias por tu comentario.

      Entiendo el mensaje del artículo, pero mientras existe este artículo que afirma que ser pesimista alarga la vida, también existen muchos artículos que afirman que ser optimista alarga la vida.

      Siempre habrá diferentes estudios y opiniones, y cada uno de nosotros somos libres para decidir qué creer y qué queremos pensar. Yo elijo creer y ver en positivo, ya que más que una vida larga, quiero calidad de vida y, en mi opinión, “la vida no se mide por los momentos que respiras si no por los momentos que te dejan sin aliento”. Y con ello no me refiero a tener que asumir conductas de riesgo. Evidentemente, correr riesgos siempre implica que a un % de gente que ha tomado esa decisión, le sucederán los riesgos que corre, ya que si no, serían consecuencias directas y no riesgos, de ahí podría salir el % de optimistas que mueren en este estudio (sería una hipótesis que acabo de pensar, por supuesto sin corroborar). Además, que ser optimista y correr riesgos no tiene una relación directa, si no que depende de los riesgos que cada uno decida y quiera asumir. No todo es blanco o negro, en el medio está la virtud. 🙂

      ¡Un saludo!

  6. Alberto Q. dice:

    Entre sollozos y emoción he leído este post por su fuerza, su energía y su GRAN positivismo.

    Millones de gracias por escribirlo y sobre todo por esta frase genial: “Deja de preocuparte por lo que no puedes cambiar y empieza a aprovechar lo que sí puedes hacer”.

    Ahora solo falta que las personas seamos capaces día a día de llevarlo a cabo.

    Un saludo grande y cordial, María.

    • ¡¡¡Muchas gracias, Alberto!!! 🙂 ¡Me alegra mucho saber que te ha gustado y que te transmite fuerza! Efectivamente, ahora nos toca a todos la parte más complicada… ser capaces de llevarlo a cabo día a día, sin dejar que las emociones, los sentimientos y los miedos ganen a nuestras ganas de vivir! 🙂 ánimo con ello! ¡Un saludo! 🙂

  7. Natalia del Bosque dice:

    Me gustan mucho tus artículos y este también. No voy a debatir si alarga más la vida ser pesimista u optimista, y es que yo no quiero una vida larga, yo quiero una vida plena en la que pueda disfrutar de cada instante, y creo que eso lo planteas muy bien en tu artículo.

    Los malos momentos no solo son inevitables (y a veces los malos momentos no son tan malos pero los hacemos peores por nuestra forma de afrontar las cosas y por nuestras creencias…. pero este es otro tema) a lo que iba, los malos momentos no podemos evitarlos pero además son el contrapunto a los buenos, para reir hay que saber llorar. La gente que bloquea las emociones las bloquea todas, ni siente ni padece.

    Muchas gracias por el artículo y por los dos links que compartes, aunque el video ya lo conocía nunca está de más volver a verlo, ayuda mucho. Y la percha para colgar los problemas, creo que me voy a comprar una!

    Buen domingo y para los que tengaís mañana fiesta (yo) a disfrutarlo!

    • ¡Muchas gracias por tu reconocimiento, Natalia! ¡Me encanta “leer” que te gustan mucho mis artículos! 🙂 Exacto… muchas veces vivimos malos momentos que son inevitables, así que lo mejor es afrontar lo que tengamos que afrontar, dejar y aceptar que hay veces que “tocan” esos malos momentos y permitir que vuelvan siempre los buenos. ¡Disfrutemos cada instante bueno que tengamos oportunidad de vivir! Muchas gracias por tu opinión. ¡Un saludo! 🙂

  8. Yo me encuentro en una situación personal de un familiar que sabemos que fallecerá de un momento a otro, en la flor de la vida, sin previo aviso. Y desde que nos ha pasado esto no paro de decirme a mí misma lo mismo que tú has descrito aquí. Y tienes toda la razón del mundo. No sabemos cuántos tiempo vamos a estar aquí. Y es así.

    • Lamento mucho la situación en la que te encuentras, es realmente difícil. Sólo puedo decirte que tanto tú como las personas que estáis en esta situación, lo mejor que podéis hacer es lo que comentas que ya haces, lo que intento transmitir en el artículo, vivir y apreciar cada instante que nos regala la vida pues, aunque a menudo lo olvidemos, la vida es finita para todos. Gracias por compartir tu historia. ¡Un saludo y mucho ánimo!

      • Muchas gracias 🙂 Realmente es que no nos damos cuenta de que estamos vivos hasta que nos pasan cosas que nos dan de ostias: puede ser mi situación o muchas otras traumáticas que nos dan de la noche a la mañana y lamentablemente solo tenemos el ahora. No hay nada más que este momento y yo ahora mismo estoy haciendo galletas!! Lo que suceda después Dios dirá así que a veces es mucho mejor no comernos el tarro por chorradas que nos quitan tiempo de lo que de verdad importa! Un saludo!

  9. wachovsky dice:

    Algo así sería (porque perder siempre nos tocará perder), para qué discutir:

    Yo no quiero dibujar como Picaso
    ni cantar como Sinatra tal vez.
    Solo quiero ser espejo de mis sueños
    ser yo mismo, porque siempre estaré…

    En el momento
    jugando a ser el viento
    sin ataduras, por la locura
    de querer.

    Abrazar la vida
    para hacer la mía
    con la piel en blanco,
    que pide tanto aprender.

    Abrazar la vida,
    de verdad sentirla.
    Y saber perder,
    y a la vez creer que estaré siempre bien.

    Cuando miro cada noche las estrellas
    ya no pienso en lo pequeño que soy.
    No las nombro, ni las cuento una a una,
    ni las sigo porque se donde estoy…

    En el momento,
    jugando a ser el viento
    sin ataduras,
    no tengo dudas de atraverme.

    Abrazar la vida
    para hacer la mía
    con la piel en blanco,
    que pide tanto aprender.

    Abrazar la vida,
    de verdad sentirla.
    Y saber perder,
    y a la vez creer que estaré, siempre bien.

    En el agua sin poder nadar,
    perdido en algun lugar.
    Con ganas de querer llorar,
    buscando la oportunidad.

    Abrazar la vida
    para hacer la mía
    con la piel en blanco,
    que pide tanto aprender.

    Abrazar la vida,
    de verdad sentirla.
    Y saber perder,
    y a la vez creer que estaré siempre bien.

    Abrazar la vida, Luis Fonsi.

  10. Gracias una visión muy adecuada a los tiempos personales que vivo, que aunque conocida y creida mentalmente, aun estoy en proceso de vivir, sentir e integrar en mi interior, tu texto me da animo, y apoyo para lograrlo. Feliz juego de cartas para ti y todas las personas que te leen. un saludo

  11. sonrisaanibe dice:

    Hola de nuevo, soy una continua luchadora, por suerte el mundo está lleno de personas luchadoras. Me he propuesto decirle un “Sí quiero a la vida” Y un “sí quiero continuo conmigo misma”.
    Hace unos años sufrí un accidente de coche, bastante grave, sólo decirte que mi coche dio 4 vueltas de campanas, cuando estaba ahí en las vueltas, agarrada fuertemente al volante y con la cabeza protegida entre mis brazos, mi mente sólo hacia que decir: ¡una mierda me voy a morir, que a mi me gusta mucho vivir, que paren ya las vueltas! jajaj.. Finalmente las vueltas pararon, el coche se quedó con las ruedas plantadas (pinchadas pero plantadas rectas) y mirando hacia casa (es curioso porque mi novio siempre me dice, hay que aparcar siempre mirando hacia casa), y un camionero acudió a socorrerme, cual fue la sorpresa, cuando yo intentaba abrir la puerta, el hombre casi llorando, me ayuda a abrir la puerta y yo salgo caminando toda veloz, y diciendo: ¡pero dónde está mi móvil y los cds, madre mía!, miro el coche, los cristales rotos, el techo hundido, y yo simplemente con un cortecito en la mano y nada más, el hombre no daba credito, y decía no puede ser, pero si yo he visto todo el accidente y me esperaba lo peor, y mirate, … Simplemente una contractura de cuello, que me duro un mes, y que de vez en cuando me recuerda por medio de su dolor, que estoy viva, y que todavía me queda mucho por vivir, por sufrir, por superar, y también por reír.

    Para terminar comentarte que te he concedido el premio al “Best blog”. Puedes pasar a recogerlo, está en el post ¿Y quién es blogger? ¿Y a qué dedica su tiempo libre?. Saluditos danzarines, Ana B.

    • Muchas gracias por compartir tu historia, Ana. ¡Qué gran suerte tuviste! ¡y cuántas ganas de vivir transmites! ¡Espero que sigas aprovechando y disfrutando, como ya haces, esta gran oportunidad, la oportunidad de seguir viviendo! 🙂 Me alegra mucho que tu historia se quedara en un “susto”. Muchísimas gracias por concederme el premio al “Best blog”, todo un detalle de reconocimiento. 🙂 ¡Un saludo!

  12. Jaime C. dice:

    Simplemente genial, en estas webs de logros de querer ser mas, ganar mas dinero, tener mas poder y de pesimismo segun la situacion actual. Hacia falta una oleada de viento fresco para renovar el aire y poder ver un poco la luz. Gracias

    • ¡Muchas gracias, Jaime! Me alegra que mi blog te siente como una “oleada de viento fresco para renovar el aire y poder ver un poco la luz”, realmente son palabras que transmiten mucho reconocimiento y me animan a seguir escribiendo. ¡Un saludo!

  13. ALEJANDRA dice:

    Estoy muy feliz que me aceptaran como amiga , me ayuda mucho estoy estudiando psicologia , es muy cierto nos llevamos la vida pensando en lo que pasara y no , nos deternenos a pensar un momento en la vida que es muy linda y muy corta asi que a vivirla y dejar que todo pase y seguir adelante .gracias por sus consejos.

    • Muchas gracias a ti por tu comentario, Alejandra. Me alegra que te guste y que te ayude el texto a tener esta visión de la vida. 🙂 ¡Mucha suerte con la carrera de psicología! Seguro que puedes ayudar a mucha gente, pero ten en cuenta que para ayudar a alguien, es muy importante que tú misma estés bien. ¡Espero que estés genial 🙂 ¡Un saludo!

      • ALEJANDRA dice:

        Claro gracias ,si estoy muy bien y me gustaria ayudar a personas que han pasado situaciones como la que yo he pasado todo se supera y se sigue adelante con su mente abierta y muy amplia y su cabeza bien en alto demostrando un triunfo .saludes y gracias .

      • ¡Me alegra mucho que estés bien! 🙂 Es precioso saber que hay gente que el hecho de haber pasado situaciones difíciles les hace más fuerte y les da fuerza para ayudar a otras personas ¡Mucho ánimo con la gran labor que tienes por delante! ¡Un saludo! Y para cualquier cosa que necesites, ya sabes donde contactar conmigo. 🙂

  14. C - Records dice:

    Me parece muy bueno el artículo y todo lo que leí me recuerda una frase: ”El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”. Un saludo.

    • ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂 Muy buena frase la que compartes. El sufrimiento es opcional y la decisión de coger esa opción o no, la tomamos nosotros mismos. ¡Gracias! 🙂 ¡Un saludo!

  15. lovelystudio dice:

    Teneis una grata sorpresa en nuestro blog 😉
    Y si quereis animaros a seguirnos en Facebook http://www.facebook.com/pages/Lovely-Studio/151894241634782?ref=hl
    Saludos!

    • ¡Muchas gracias por concederme el premio al “Best Blog”, lovelystudio! Como bien dices en tu blog, “para los que estamos empezando, una mención de estas nos anima un monton a seguir creando”! 😉 ¡Un saludo! 🙂

  16. Gracias por este post! A veces tenemos que recordar todos lo importante que es estar vivo y vivir el instante que tenemos entre manos, no malgastarlo pensando en el instante que ya ha pasado o en el que vendrá.
    Hay que exprimir cada segundo!

  17. Un blog dedicado a la felicidad, buena iniciativa.
    Es un subidón de energía leerte.
    Un abrazo.

  18. Me ha encantado leer tu artículo. Hemos crecido en una sociedad / cultura en la que nos hemos creído que nuestras vidas iban a ser una película en la que todo va bien, y a veces es así y otras no.
    Lo importante es como dices disfrutar del momento, y verlo con optimismo.
    Gracias por tu artículo.

    • Muchas gracias por tu comentario, Ana. Exacto, en mi opinión es muy importante ser conscientes de que no siempre todo es positivo y no siempre es fácil, pero aún siendo así y sabiéndolo, la vida continúa y todavía hay cosas positivas en las que nos podemos fijar y de las que podemos disfrutar. ¡Un saludo y bienvenida a Psicología Feliz! 🙂

  19. Eh! Gracias por recordarnos tantas cosas!!!

  20. […] Ganar las regatas está muy bien, pero si consiguen ser la mejor versión de sí mismos… ¡habrán conseguido ganar su partida! Recuerda… ¡Gana tu partida, gana tu vida! https://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/03/17/gana-tu-partida-gana-tu-vida/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.031 seguidores

María Gilabert Hernando

Bevalue

Bevalue

Licenciada en Psicología, en Publicidad y Relaciones Públicas y Master en Recursos Humanos. Actualmente llevo 5 años trabajando en multinacionales en el área de Recursos Humanos. www.tobevalue.com Me apasiona el ser humano y apuesto por el crecimiento personal. Me gustaría poder aportar mis conocimientos y experiencia así como transmitir inquietudes para que cada uno de vosotros pueda sacar lo mejor de sí mismo. ¡Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo!, Gandhi

Ver perfil completo →

A %d blogueros les gusta esto: